12 junio 2013

Goodbye Dublin!!

Las cosas se han precipitado en los últimos meses. No estaba demasiado contento en mi antigua compañia y justo antes de que finalizará de planear unas merecidas vacaciones se rumoreaba que yo seria uno de los primeros en abandonar el barco tras la finalización del proyecto si no se conseguían nuevos proyectos. Antes esta situación e incertidumbre decidí tomarme un largo descanso para recuperarme del duro año de trabajo y pensar sobre mi futuro.
Así pues pedí en la empresa el mes de Mayo todo para mí y puse rumbo a casa: Galicia. El plan era pasar dos semanas en allí y después Francia, Suiza y Alemania. La primera semana vino como agua de Mayo para desconectar de todo y ver a la familia y amigos. Pero tampoco podía permitirme holganacear todo el día. Aproveché para actualizar mi CV y mandarlo a algunas empresas. Lo cierto es ya hiciera una entrevista un día antes de las vacaciones, pero al final la cosa no resultó. El caso es que era un momento ideal para mi para buscar trabajo ya que hay una alta demanda en el Reino Unido del puesto de trabajo tan especializado que hago.

Una vista de Liverpool
La última semana antes de irme a Francia, el lunes, hablé con un agente y organizamos una entrevista para una empresa al día siguiente por Skype. Encaré la entrevista en mi misma habitación y tras treinta minutos de charla sobre mi último trabajo me ofrecieron el puesto. Me pillaron por sorpresa completamente. ¡Malamente sabía donde estaba y como era Liverpool! Y así sin mucho tiempo para pensarlo me vi aceptando la oferta, cancelando mi viaje a Suiza y Alemania y regresando antes a Dublín para organizar la mudanza.
Así que aquí estoy, en Liverpool, comenzando de nuevo en un país diferente. Ya con tres días en la oficina en mis hombros. No ha sido fácil dejar Dublín después de tantos años, y menos para venirme a vivir a una ciudad tan pequeña, pero es un paso importante en mi carrera profesional y no hay que dejar pasar oportunidades así. Paso de una empresa internacional a otra igual de grande y con buenas sensaciones de que la experiencia será mucho mejor que la anterior. El tiempo dirá.
Dejo la despedida de Dublín para otro momento. El caso es que ahora me pregunto si debería seguir con este blog y cambiarle el título (ya no puedo llamarlo Crónicas Irlandesas, verdad?) o crear un blog nuevo. Debo meditar sobre esto...
¡Cuídense!

3 comentarios:

Reena Mahtani dijo...

Pero que no es pequenya, que mania!! el area metropolitana tiene el mismo tamanyo que Dublin y en poblacion son similares. De hecho estas en la novena ciudad de UK, da gracias de que no te ha tocado un pueblo con un tren a la hora o algo asi.

Liseu dijo...

Hai neno, non paras quieto!!!
Ahora a Liverpool como el Iago Aspas, ya sé que no eres fubolero pero no pierdas la ocasíon de ir a ver un partido.

Cuidate y suerte en el chollo.
Eliseo

Tittibruni dijo...

Pues ya sabes Eli, vente por aqui y nos vamos a ver un partido!